Tarta selva negra

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas

DificultadMedioTiempo total2 hrs

Nuestro chef

Si buscas una tarta distinta, que tenga como pilares básicos el bizcocho, el chocolate, la crema y la fruta, no sigas buscando. Tu tarda es la selva negra.

Un nombre de lo más original -tanto que a algunos les echa para atrás- y que viene del alemán Schwarzwälder Kirschtorte, siendo originario de la región de la selva negra alemana, donde al parecer no les vale precisamente con cualquier postre.

Y es que la tarta selva negra es una tarta en la que encontramos la textura maravillosa de un bizcocho jugoso, la cremosidad única de una chantillí, el sabor inconfundible del chocolate negro y el punto perfecto de acidez, dulzor y textura que aportan las cerezas.

Porque la cereza no es precisamente un adorno, como sucede con la guinda de muchos pasteles o tortas, en este caso es un ingrediente principal que se encuentra en cada bocado y que, para los que puedan dudarlo, marida como pocas cosas con el chocolate negro y la crema chantillí.

Si queréis deleitaros con una tarta distinta que no tardaréis en incorporar a vuestro recetario habitual repostero, tomad buena nota y seguid el paso a paso de la receta de la tarta selva negra fácil. El resultado os sorprenderá a vosotros y a vuestros invitados.

Ingredientes

 150 g chocolate negro(como mínimo 65%)
 185 g mantequilla sin sal
 125 ml leche semidesnatada
 12 cucharadita sal
 80 ml leche de mantequilla
 375 g azúcar moreno
 3 huevos
 275 harina de trigo
 2 cucharada cacao negro en polvo
 125 cucharadita levadura química
 ¼ cucharadita bicarbonato sódico
 100 g cerezas frescas
 virutas de chocolate
 zumo de cereja

Cómo hacer Tarta selva negra

1

Colocamos todos los ingredientes en la mesa y precalentamos el horno a 180 grados colocando la rejilla en la zona central. Engrasamos el molde, lo recubrimos con papel vegetal para horno y engrasamos este papel.

2

Cogemos el chocolate troceado, la mantequilla, la leche y la sal y la echamos en un cazo donde lo cocinaremos todo a fuego lento sin dejar de remover. Cuando se funda y tengamos una mezcla homogénea lo retiramos y esperamos a que pierda temperatura.

3

Buscamos un cuenco y tamizamos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato sódico y lo mezclamos todo bien. Una esté templada la mezcla de chocolate, le sumamos la leche de mantequilla y lo integramos todo con las varillas.

4

Una esté templada la mezcla de chocolate, le sumamos la leche de mantequilla y lo integramos todo con las varillas. Después le llovemos el azúcar lo integramos todo perfectamente.

5

Es el momento de sumarle los huevos, echándolos de uno en uno y mezclándolos perfectamente antes de proceder con el siguiente. Cuando lo tengamos le agregaremos la mezcla líquida primero y la de ingredientes que teníamos reservada. Lo vamos integrando todo hasta tener una crema homogénea.

6

Echamos esta sobre el molde y dejamos que se cocine durante alrededor de una hora. Si pinchamos con un palillo y este sale limpio y que estará listo para salir del horno. Esperamos 10 minutos para desmoldarlo y lo reservamos. Es ahora cuando vamos a limpiar y deshuesar las cerezas, colocarlas en un cazo a fuego medio con agua, zumo de limón,azúcar y la harina fina de maíz y removiendo hasta que rompa a hervir. Será entonces cuando lo dejemos a fuego lento durante 10 minutos. Pasado este tiempo en el que no hemos dejado de remover, y ya fuera del fuego, le agregaremos el extracto de almendra. Dejamos que se enfríe

7

Para la ganache de chocolate colocamos el chocolate troceado en un cuenco y lo reservamos. Cogemos un cazo, echamos la nata y la miel y la cocemos a fuego medio. Cuando empiece a hervir echaremos el chocolate que teníamos reservado y lo dejaremos reposar. Cuando esté a temperatura ambiente lo montaremos hasta que quede esponjoso.

8

Por último, para la chantillí cogemos otro cuenco y vertimos la nata líquida, las semillas de la vaina de vainilla y el azúcar glas (icing sugar), lo batimos y cuando salgan picos lo retiramos.

Montamos los pisos: bizcocho, ganache, chantillí, crema de cereza; cubrimos con trozos de chocolate y decoramos por lo alto con cerezas o guindas con un poco de nata montada.

Ingredientes

 150 g chocolate negro(como mínimo 65%)
 185 g mantequilla sin sal
 125 ml leche semidesnatada
 12 cucharadita sal
 80 ml leche de mantequilla
 375 g azúcar moreno
 3 huevos
 275 harina de trigo
 2 cucharada cacao negro en polvo
 125 cucharadita levadura química
 ¼ cucharadita bicarbonato sódico
 100 g cerezas frescas
 virutas de chocolate
 zumo de cereja

Pasos

1

Colocamos todos los ingredientes en la mesa y precalentamos el horno a 180 grados colocando la rejilla en la zona central. Engrasamos el molde, lo recubrimos con papel vegetal para horno y engrasamos este papel.

2

Cogemos el chocolate troceado, la mantequilla, la leche y la sal y la echamos en un cazo donde lo cocinaremos todo a fuego lento sin dejar de remover. Cuando se funda y tengamos una mezcla homogénea lo retiramos y esperamos a que pierda temperatura.

3

Buscamos un cuenco y tamizamos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato sódico y lo mezclamos todo bien. Una esté templada la mezcla de chocolate, le sumamos la leche de mantequilla y lo integramos todo con las varillas.

4

Una esté templada la mezcla de chocolate, le sumamos la leche de mantequilla y lo integramos todo con las varillas. Después le llovemos el azúcar lo integramos todo perfectamente.

5

Es el momento de sumarle los huevos, echándolos de uno en uno y mezclándolos perfectamente antes de proceder con el siguiente. Cuando lo tengamos le agregaremos la mezcla líquida primero y la de ingredientes que teníamos reservada. Lo vamos integrando todo hasta tener una crema homogénea.

6

Echamos esta sobre el molde y dejamos que se cocine durante alrededor de una hora. Si pinchamos con un palillo y este sale limpio y que estará listo para salir del horno. Esperamos 10 minutos para desmoldarlo y lo reservamos. Es ahora cuando vamos a limpiar y deshuesar las cerezas, colocarlas en un cazo a fuego medio con agua, zumo de limón,azúcar y la harina fina de maíz y removiendo hasta que rompa a hervir. Será entonces cuando lo dejemos a fuego lento durante 10 minutos. Pasado este tiempo en el que no hemos dejado de remover, y ya fuera del fuego, le agregaremos el extracto de almendra. Dejamos que se enfríe

7

Para la ganache de chocolate colocamos el chocolate troceado en un cuenco y lo reservamos. Cogemos un cazo, echamos la nata y la miel y la cocemos a fuego medio. Cuando empiece a hervir echaremos el chocolate que teníamos reservado y lo dejaremos reposar. Cuando esté a temperatura ambiente lo montaremos hasta que quede esponjoso.

8

Por último, para la chantillí cogemos otro cuenco y vertimos la nata líquida, las semillas de la vaina de vainilla y el azúcar glas (icing sugar), lo batimos y cuando salgan picos lo retiramos.

Montamos los pisos: bizcocho, ganache, chantillí, crema de cereza; cubrimos con trozos de chocolate y decoramos por lo alto con cerezas o guindas con un poco de nata montada.

Tarta selva negra
Compártelo

Deja una respuesta