Print Options:

Tarta de queso: New York cheescake

Yields1 ServingTiempo total2 hrs

Uno de los postres estrella con los que resulta imposible fallar cada vez que invitamos a alguien a comer a casa es, sin duda alguna, la tarta de queso. Un postre tan nutritivo como delicioso que es elevado a la enésima potencia de la mano de la receta neoyorquina, la más famosa del mundo.

A modo de curiosidad, agregar que la primera receta de la tarta de queso de la que se tiene constancia viene firmada por Ateneo en el año 230 d.C. Desde entonces esta ha venido evolucionando sin parar siendo la elaborada siguiendo la receta de la Gran Manzana la que más éxito tiene hoy en día.

Si quieres saber como triunfar elaborando una New York cheescake, estate atento a los siguientes pasos:

 1 kg crema de queso
 1 taza azúcar
 1 yema de huevo
 3 cucharada almidón de maíz
 1 taza crema agria
 2 cucharadita zumo de limón
 2 cucharadita extracto de vainilla
 1 taza mantequilla derretida sin sal
 1 taza migas de galleta
1

Rompe la galleta en migas y derrite la mantequilla. Posteriormente lígalas. Cuando lo tengas, colócalo como base de molde y hornéalo durante 10 minutos a 175 grados hasta que este solidifique.

2

Coge un bol y bate el queso crema mientras le agregas el azúcar. Ve añadiendo poco a poco el almidón de maíz, los huevos, la yema de huevo y el extracto de vainilla. Vacía la taza de crema agria y únelo todo a removiendo.

3

La tarta está hecha. Es el momento de cubrir la base antes de colocarlo en el horno a 200 grados durante 10 minutos. Cuando estos pasen, baja la temperatura a 100 grados y déjalo otros 25 minutos.

4

Una vez haya trascurrido este tiempo no saques la tarta. Déjala dentro durante una hora, aproximadamente.

Cubierta de la cheescake
5

Es ahora cuando recuperamos la media taza de crema agria que nos había quedado. La mezclamos con el zumo de limón y le agregamos dos cucharadas de azúcar. Cuando tengamos la mezcla la untamos por la parte superior de la tarta y dejamos que se enfríe antes de meterla en la nevera.

6

Cuando la saques, decórala argegándole mermelada de fresa y frutos rojos. Por último, coloca fresas o frutos rojos o del bosque. La New York cheescake está lista para comer.