Sopa fría de sandía

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,

DificultadBásicoTiempo total25 mins

En plena ola de calor no hay nada mejor que dejarse seducir por platos tan frescos, sanos y apetitosos como el de una sopa fría de sandía con la que alejar el calor disfrutando a cada cucharada.

Tal y como vienen demostrando cada vez más restaurantes, la fruta no solo es para los postres, ya que son muchas las elaboraciones que se pueden realizar con ella y que nos permiten cuidar la línea evitando las calorías, inyectarnos las vitaminas y los antioxidantes necesarios para esta época del año y, sobre todo, para refrescarnos evitando, además, las digestiones pesadas.

Por eso, hoy aquí os traemos esta deliciosa receta de sopa fría de sandía con la que disfrutar tanto tú como tus comensales durante los meses más calurosos del año. Toma buena nota y que aproveche.

Ingredientes

 500 g Sandía sin pepitas y sin piel
 6 hojas de albahaca fresca
 250 g yogur natural
 3 cucharada aceite de oliva virgen extra
 1 cucharada vinagre
 30 g queso fresco
 4 aceitunas negras

Pasos

1

Cortamos a trozos la sandía y los tomates retirando las pieles, semillas y pepitas.

2

Trituramos todo en un vaso junto a las hojas de albahaca, el yogur, el aceite, el vinagre y la sal hasta conseguir una mezcla homogénea rectificando la sal, el aceite y el vinagre. Cuando la tengamos, la colamos y la ponemos en el frigorífico hasta la hora de servirla.

3

Cuando la tengamos, la colamos y la ponemos en el frigorífico hasta la hora de servirla.

4

Cuando esté bien fría, la servimos en cuencos individuales con un poco de albahaca picada, unos trocitos de queso fresco y unos aritos de aceitunas negras.

5

Todo el mundo a la mesa a disfrutar de esta rápida, sencilla, refrescante y apetitosa sopa fría de frutas ideal para el verano.

Ingredientes

 500 g Sandía sin pepitas y sin piel
 6 hojas de albahaca fresca
 250 g yogur natural
 3 cucharada aceite de oliva virgen extra
 1 cucharada vinagre
 30 g queso fresco
 4 aceitunas negras

Pasos

1

Cortamos a trozos la sandía y los tomates retirando las pieles, semillas y pepitas.

2

Trituramos todo en un vaso junto a las hojas de albahaca, el yogur, el aceite, el vinagre y la sal hasta conseguir una mezcla homogénea rectificando la sal, el aceite y el vinagre. Cuando la tengamos, la colamos y la ponemos en el frigorífico hasta la hora de servirla.

3

Cuando la tengamos, la colamos y la ponemos en el frigorífico hasta la hora de servirla.

4

Cuando esté bien fría, la servimos en cuencos individuales con un poco de albahaca picada, unos trocitos de queso fresco y unos aritos de aceitunas negras.

5

Todo el mundo a la mesa a disfrutar de esta rápida, sencilla, refrescante y apetitosa sopa fría de frutas ideal para el verano.

Sopa fría de sandía
Compártelo
error
Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]

Deja un comentario