Salmón ahumado casero


CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas

DificultadBásicoTiempo total30 mins

Receta de salmón ahumado casero

Nuestro chef

El salmón es uno de los pescados más consumidos en todo el mundo. En parte por su altísimo nivel nutricional al contener altas dosis de omega 4, yodo, magnesio, vitaminas del grupo B y proteínas de varios tipos.

Por si esto fuera poco, es bajo en colesterol, ayuda a mantener a raya a los triglicéridos y está recomendado para personas que sufren problemas cardiovasculares o de tipo ocular. Por ello recomiendan incorporarlo a nuestro recetario habitual.

Algo que resulta especialmente sencillo si tenemos en cuenta la cantidad de formas en las que podemos preprar este pescado: ya sea a la plancha, al horno, a la brasa, en crudo al estilo japonés, en montaditos o tapas en su versión ahumada, siendo esta última una de las versiones más consumidas en todo el mundo.

Esa es la razón por la que nos hemos decidido a ofreceros un sencillo paso a paso en el que detallamos cómo podéis conseguir en casa en muy poco tiempo y de forma rápida transformar un salmón fresco en un salmón ahumado. A continuación os indicamos cómo:

Ingredientes

 1 lomo de salmón fresco
 500 g sal gruesa
 150 g azúcar
 1 rama de eneldo
 aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Salmón ahumado casero

1

Como cada vez que compramos pescado fresco, habremos congelado este durante al menos 48 horas. Pasado este tiempo estará listo para ser descongelado y manipulado con todas las garantías. Una vez descongelado, lo lavaremos, lo desespinaremos y lo secaremos.

2

Cogemos un bol y mezclaremos la sal ahumada y el azúcar. Cuando la tengamos la colocaremos en una fuente y pasaremos los lomos del salmón por ella por ambos lados dejándolo finalmente con la piel tocando la bandeja. Envolvemos esta fuente en papel film y presionamos bien le mezcla sobre el pescado para que penetre lo máximo posible. Cuando lo tengamos lo dejaremos en la nevera.

3

Envolvemos esta fuente en papel film y presionamos bien le mezcla sobre el pescado para que penetre lo máximo posible. Cuando lo tengamos lo dejaremos en la nevera. Si lo queremos muy ahumado lo dejaremos 48 horas y si lo queremos menos alrededor de 24. Pasado este tiempo veremos que este ha sacado mucha agua, por lo que deberemos lavarlo con agua fría ligeramente.

4

Llega el momento de cortarlo. Para ello comenzaremos por la parte más ancha y con un cuchillo afilado. Las lonchas las iremos colocando en un plato y, cuando las tengamos todas, le agregaremos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poquito de enledo.

5

Ya está listo para degustarse. Este lo podremos guardar durante una semana en la nevera bien tapado con papel film o en un recipiente con una tapa sellada.

Ingredientes

 1 lomo de salmón fresco
 500 g sal gruesa
 150 g azúcar
 1 rama de eneldo
 aceite de oliva virgen extra

Pasos

1

Como cada vez que compramos pescado fresco, habremos congelado este durante al menos 48 horas. Pasado este tiempo estará listo para ser descongelado y manipulado con todas las garantías. Una vez descongelado, lo lavaremos, lo desespinaremos y lo secaremos.

2

Cogemos un bol y mezclaremos la sal ahumada y el azúcar. Cuando la tengamos la colocaremos en una fuente y pasaremos los lomos del salmón por ella por ambos lados dejándolo finalmente con la piel tocando la bandeja. Envolvemos esta fuente en papel film y presionamos bien le mezcla sobre el pescado para que penetre lo máximo posible. Cuando lo tengamos lo dejaremos en la nevera.

3

Envolvemos esta fuente en papel film y presionamos bien le mezcla sobre el pescado para que penetre lo máximo posible. Cuando lo tengamos lo dejaremos en la nevera. Si lo queremos muy ahumado lo dejaremos 48 horas y si lo queremos menos alrededor de 24. Pasado este tiempo veremos que este ha sacado mucha agua, por lo que deberemos lavarlo con agua fría ligeramente.

4

Llega el momento de cortarlo. Para ello comenzaremos por la parte más ancha y con un cuchillo afilado. Las lonchas las iremos colocando en un plato y, cuando las tengamos todas, le agregaremos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poquito de enledo.

5

Ya está listo para degustarse. Este lo podremos guardar durante una semana en la nevera bien tapado con papel film o en un recipiente con una tapa sellada.

Salmón ahumado casero
Compártelo

Deja una respuesta