Profiteroles

CategoríaCocinaMétodo cocción, Etiquetas

DificultadMedioTiempo total1 hr 30 mins

Nuestro chef

Los profiteroles, también conocidos como petisús, han sido durante mucho tiempo el postre estrella en la carta de muchos restaurantes.

Y no es para menos, son tiernos, esponjosos y altamente deliciosos, sobre todo en su versión más golosa y extendida: rellenos de nata y con chocolate caliente por encima. Puro hedonismo, vaya.

Aunque tuvieron su momento de gloria y hay quien ya lo considera un postre viejuno, hoy queremos recuperar esta clásica receta para devolverle su grandeza.

Además está al alcance de cualquier cocinillas o amateur de la cocina ya que es bastante sencillo de elaborar aunque requiere tiempo y paciencia. Si tu también te vas a saltar la operación bikini, entonces sigue leyendo.

Ingredientes

 150 g harina
 100 g mantequilla
 250 ml leche
 4 huevos
 1 pizca sal
 250 ml nata montada
Para la salsa de chocolate
 200 g chocolate para fundir
 200 ml leche
 25 g mantequilla
 1 pizca sal

Cómo hacer Profiteroles

1

Empezamos calentando en un cazo la leche con la mantequilla y la sal a fuego medio. Mientras tanto, precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.

2

Una vez rompa a hervir, agregamos la harina de una vez y sin dejar de remover, esperamos a que espese. Estará lista cuando se despegue de las paredes de nuestro cazo y obtengamos una masa consistente pero homogénea. Apagamos el fuego y dejamos enfriar unos minutos.

3

Una vez atemperada añadimos los huevos de uno a uno y los integramos con la ayuda de unas varillas. De este modo podremos controlar la consistencia de nuestra masa ya que no nos tiene que quedar ni muy espesa ni muy fluida.

4

En una bandeja de horno, extendemos papel de hornear y las bolitas de nuestros profiteroles con la ayuda de una manga pastelera, dos cucharas o incluso con nuestras manos.

5

Horneamos los profiteroles durante unos 20 minutos o hasta que estén dorados. Después los distribuimos encima de una rejilla para que se enfríen.
Una vez atemperados, los abrimos con la ayuda de un cuchillo o tijeras.

6

Sacamos la nata de la nevera e introducimos en una manga pastelera para después rellenar uno a uno nuestros profiteroles.

Salsa de chocolate
7

En un bol al baño maría, derretimos el chocolate junto a la leche sin dejar de mover y agregaremos la mantequilla más la pizca de sal hasta que se funda.

8

Servimos nuestros profiteroles sobre un plato y vertemos el chocolate caliente por encima. ¡Listo!

Ingredientes

 150 g harina
 100 g mantequilla
 250 ml leche
 4 huevos
 1 pizca sal
 250 ml nata montada
Para la salsa de chocolate
 200 g chocolate para fundir
 200 ml leche
 25 g mantequilla
 1 pizca sal

Pasos

1

Empezamos calentando en un cazo la leche con la mantequilla y la sal a fuego medio. Mientras tanto, precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.

2

Una vez rompa a hervir, agregamos la harina de una vez y sin dejar de remover, esperamos a que espese. Estará lista cuando se despegue de las paredes de nuestro cazo y obtengamos una masa consistente pero homogénea. Apagamos el fuego y dejamos enfriar unos minutos.

3

Una vez atemperada añadimos los huevos de uno a uno y los integramos con la ayuda de unas varillas. De este modo podremos controlar la consistencia de nuestra masa ya que no nos tiene que quedar ni muy espesa ni muy fluida.

4

En una bandeja de horno, extendemos papel de hornear y las bolitas de nuestros profiteroles con la ayuda de una manga pastelera, dos cucharas o incluso con nuestras manos.

5

Horneamos los profiteroles durante unos 20 minutos o hasta que estén dorados. Después los distribuimos encima de una rejilla para que se enfríen.
Una vez atemperados, los abrimos con la ayuda de un cuchillo o tijeras.

6

Sacamos la nata de la nevera e introducimos en una manga pastelera para después rellenar uno a uno nuestros profiteroles.

Salsa de chocolate
7

En un bol al baño maría, derretimos el chocolate junto a la leche sin dejar de mover y agregaremos la mantequilla más la pizca de sal hasta que se funda.

8

Servimos nuestros profiteroles sobre un plato y vertemos el chocolate caliente por encima. ¡Listo!

Profiteroles

Deja una respuesta