Pastel de durazno

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas, ,

DificultadBásicoTiempo total1 hr 30 mins

Receta de Pastel de durazno

Nuestro chef

Dicen los maestros reposteros que nada mejor que utilizar fruta de cercanía de temporada para conseguir recetas tan espectaculares como una tarta de durazno, también llamado torta de durazno en algunos países de Latinoamérica.

Una tarta que tiene al durazno como protagonista y que, combinado con crema pastelera y una base de masa quebrada, da como resultado un dulce maravilloso con el que sorprender y deleitar a cualquier comensal.

Esa es precisamente la receta dulzona que hoy os traemos en Pinch-Arte y que te permitirá en apenas una hora y media convertir unos pocos ingredientes frescos y de calidad en un pastel tan rico como interesante a nivel nutricional.

Por eso, si quieres saber cómo cocinar una torta de durazno para seis comensales, toma papel y boli, haz la compra y sigue el detallado paso a paso que te ofrecemos a continuación.

Ingredientes

Para la crema pastelera
 1 l leche entera
 250 g azúcar
 3 yemas de huevo
 4 cucharada maicena
 1 limón
Para la masa quebrada
 250 g harina de trigo
 50 g azúcar
 125 g mantequilla fría sin sal
 1 pizca sal
 1 huevo grande
Para decorar
 4 duraznos
 2 cucharada mermelada de durazno

Cómo hacer Pastel de durazno

1

Nosotros te aconsejamos arrancar haciendo la crema pastelera. Para hacerla tomaremos una olla grande, echaremos la leche, el azúcar, las yemas de huevo, la maicena y la corteza de limón y lo batiremos todo bien. Es importante que no queden grumos de maicena y que no se pegue al fondo. Por lo que en cuanto la pongamos al fuego, siempre con fuego bajo, no dejaremos de remover tocando el fondo. Cuando la crema esté espesa la retiraremos y la colocaremos en un bol.

2

Lo siguiente con lo que nos vamos a poner es con la masa quebrada. Para hacerla tomaremos un bol y vertiremos en él la harina con el azúcar, echando una pizca de sal. Posteriormente cortaremos la mantequilla fría en daditos y la incorporaremos y la desharemos con nuestros dedos hasta conseguir que todo nos dé como resultado una suerte de arena. Por último, le sumamos el huevo batido, lo mezclamos con el resto de ingredientes y amasamos hasta obtener una bola que taparemos con papel film y refrigeraremos durante 30 minutos en la nevera.

3

Cuando llegue el momento de sacarla de la nevera, echaremos harina en la mesa para trabajarla y la estiraremos con un rodillo. Le daremos forma redondeada y la colocaremos sobre un molde de horno que antes habremos engrasado con mantequilla fundida. La acomplamos al molde.

4

Pinchamos con un palillo o con un tenedor la masa y la precalentamos a 180 grados durante un cuarto de hora. La sacamos del horno y la ponemos otros 15 minutos con calor arriba y abajo hasta que esta esté dorada.

5

La sacamos, dejamos que pierda temperatura y le echamos la crema pastelera. Pelamos los duraznos, los cortamos en láminas, echamos por encima de la crema la mermelada de durazo y la cubrimos con las láminas de fruta.

6

La metemos media hora en la nevera y ya estará lista para degustarse. Ya tienes lista un estupendo pastel de durazno casero.

¿Deseas preparar otros postres? Por ejemplo, unas riquísimas galletas cookies que puedes encontrar en nuestro recetario de postres aquí o también unos deliciosos tacos dulces, que puedes ver en éste enlace https://vadetacos.com/

Ingredientes

Para la crema pastelera
 1 l leche entera
 250 g azúcar
 3 yemas de huevo
 4 cucharada maicena
 1 limón
Para la masa quebrada
 250 g harina de trigo
 50 g azúcar
 125 g mantequilla fría sin sal
 1 pizca sal
 1 huevo grande
Para decorar
 4 duraznos
 2 cucharada mermelada de durazno

Pasos

1

Nosotros te aconsejamos arrancar haciendo la crema pastelera. Para hacerla tomaremos una olla grande, echaremos la leche, el azúcar, las yemas de huevo, la maicena y la corteza de limón y lo batiremos todo bien. Es importante que no queden grumos de maicena y que no se pegue al fondo. Por lo que en cuanto la pongamos al fuego, siempre con fuego bajo, no dejaremos de remover tocando el fondo. Cuando la crema esté espesa la retiraremos y la colocaremos en un bol.

2

Lo siguiente con lo que nos vamos a poner es con la masa quebrada. Para hacerla tomaremos un bol y vertiremos en él la harina con el azúcar, echando una pizca de sal. Posteriormente cortaremos la mantequilla fría en daditos y la incorporaremos y la desharemos con nuestros dedos hasta conseguir que todo nos dé como resultado una suerte de arena. Por último, le sumamos el huevo batido, lo mezclamos con el resto de ingredientes y amasamos hasta obtener una bola que taparemos con papel film y refrigeraremos durante 30 minutos en la nevera.

3

Cuando llegue el momento de sacarla de la nevera, echaremos harina en la mesa para trabajarla y la estiraremos con un rodillo. Le daremos forma redondeada y la colocaremos sobre un molde de horno que antes habremos engrasado con mantequilla fundida. La acomplamos al molde.

4

Pinchamos con un palillo o con un tenedor la masa y la precalentamos a 180 grados durante un cuarto de hora. La sacamos del horno y la ponemos otros 15 minutos con calor arriba y abajo hasta que esta esté dorada.

5

La sacamos, dejamos que pierda temperatura y le echamos la crema pastelera. Pelamos los duraznos, los cortamos en láminas, echamos por encima de la crema la mermelada de durazo y la cubrimos con las láminas de fruta.

6

La metemos media hora en la nevera y ya estará lista para degustarse. Ya tienes lista un estupendo pastel de durazno casero.

Pastel de durazno

Deja una respuesta