Espinacas gratinadas con queso

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas

DificultadMedioTiempo total45 mins

La temporada de las espinacas está en marcha y eso quiere decir que es el momento de sacarle el máximo partido a este producto de temporada tan interesante por su rico aporte en hierro y si bajo aporte calórico.

Aunque recetas con espinacas hay decenas, en este caso vamos a apostar por unas con las que triunfar también con los más pequeños como lo son unas estupendas espinacas gratinadas con queso.

Tengas o no tengas una gran mano en la cocina, si sigues todos los pasos que te indicamos a continuación estarás en condiciones de llevar a la mes un plato con el que disfrutar, alimentarte y quedar bien tanto para diario como en una ocasión especial.

Ingredientes

 2 manojos de espinacas cocinadas
 2 huevos
 1 taza queso rallado
 1 taza crema de leche
 30 g mantequilla
 40 g queso parmesano
 1 pizca sal
 1 pizca pimienta negra

Pasos

1

Echa un poco de mantequilla en una sartén a fuego medio. Una vez se haya derretido, incorpora la espinaca cocinada.

2

Agrega un poco de sal, pimienta negra y pasta de ajo al gusto para dar un poco de sabor y aparta del fuego las espinacas y deja que se enfríen.

3

Coloca las espinacas en un bol y, cuando se hayan enfriado, agrega los huevos. Remueve todo hasta que todo quede ligado por completo.

4

Una vez esté ligado, échale la crema de leche y mezcla bien todos los ingredientes.

5

Añade el queso rallado y vuelve a removerlo todo hasta que quede perfectamente integrado.

6

Una vez tenemos nuestra mezcla de espinacas y queso la colocamos en una fuente que hemos engrasado previamente. Aprovecha para ir precalentando el horno a 180 grados.

7

Agrega el queso parmesano por encima y mete el envase en el horno. Dejamos que se gratine durante 10 ó 15 minutos como máximo.

8

Sacamos la bandeja del horno, servimos en un plato y lo acompañamos de patatas asadas o ensalada.

Ingredientes

 2 manojos de espinacas cocinadas
 2 huevos
 1 taza queso rallado
 1 taza crema de leche
 30 g mantequilla
 40 g queso parmesano
 1 pizca sal
 1 pizca pimienta negra

Pasos

1

Echa un poco de mantequilla en una sartén a fuego medio. Una vez se haya derretido, incorpora la espinaca cocinada.

2

Agrega un poco de sal, pimienta negra y pasta de ajo al gusto para dar un poco de sabor y aparta del fuego las espinacas y deja que se enfríen.

3

Coloca las espinacas en un bol y, cuando se hayan enfriado, agrega los huevos. Remueve todo hasta que todo quede ligado por completo.

4

Una vez esté ligado, échale la crema de leche y mezcla bien todos los ingredientes.

5

Añade el queso rallado y vuelve a removerlo todo hasta que quede perfectamente integrado.

6

Una vez tenemos nuestra mezcla de espinacas y queso la colocamos en una fuente que hemos engrasado previamente. Aprovecha para ir precalentando el horno a 180 grados.

7

Agrega el queso parmesano por encima y mete el envase en el horno. Dejamos que se gratine durante 10 ó 15 minutos como máximo.

8

Sacamos la bandeja del horno, servimos en un plato y lo acompañamos de patatas asadas o ensalada.

Espinacas gratinadas con queso
Compártelo

Deja un comentario