Crema de almendras casera

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,

DificultadB√°sicoTiempo total30 mins

Nuestro chef

Hay pocos desayunos más sanos y disfrutones que el formado por un zumo recién exprimido y unas tostadas de pan de grano untada con una buena mermelada de fruta confitada o crema casera.

Una opci√≥n, esta √ļltima, que cada vez tiene m√°s adeptos al tratarse de una alternativa mucho menos cal√≥rica y mucho m√°s interesante a nivel nutricional que la mayor√≠a de las mermeladas.

Por ello, y porque no lo habéis pedido muchísimo, hoy os traemos aquí la receta fácil de la crema de almendras casera. Un aderezo para untar a mitad de camino entre una mantequilla y un puré que resulta perfeceta, ya no solo para arrancar el día, sino para disfrutar entre horas o degustar como entrante con unas crudités.

Si a lo sana y sabrosa que resulta le sumamos que necesitamos menos de media hora para tenerla lista entendemos rápidamente por qué cada vez son más los fans de la crema de almedras casera.

Ingredientes

 500 g almendras crudas(con o sin piel)

Cómo hacer Crema de almendras casera

1

En el caso de que queramos tostar las almendras para que estas tengan un sabor m√°s potente las echaremos sobre una bandeja de horno y las calentaremos durante un cuarto de hora. Tiempo en el que no dejaremos de remover para evitar que se quemen y se hagan perfectamente por todos los lados.

2

Una vez tostadas llegará el momento de buscar nuestro robot de cocina, batidora o trituradora y echarlas dentro. Le damos a la máxima potencia y, cuando haya quedado bien pasada y algo líquida más o menos fino, las sacamos.

3

Si al sacarlas vemos que en el fondo se han quedado algunos trozos m√°s gordos, los levantamos y machacamos de nuevo a fuerza media. Si no hay manera, echamos mano de un mortero y le damos hasta conseguir que queden igual que las anteriores.

4

El objetivo es que, finalmente, nos quede una crema de almendra más o menos líquida con trocitos de almendra no excesivamente gruesos. Una vez la tengamos lista para untar, la meteremos en un tarrito y la guardaremos en la nevera para cuando queramos untarla. Así de fácil.

Ingredientes

 500 g almendras crudas(con o sin piel)

Pasos

1

En el caso de que queramos tostar las almendras para que estas tengan un sabor m√°s potente las echaremos sobre una bandeja de horno y las calentaremos durante un cuarto de hora. Tiempo en el que no dejaremos de remover para evitar que se quemen y se hagan perfectamente por todos los lados.

2

Una vez tostadas llegará el momento de buscar nuestro robot de cocina, batidora o trituradora y echarlas dentro. Le damos a la máxima potencia y, cuando haya quedado bien pasada y algo líquida más o menos fino, las sacamos.

3

Si al sacarlas vemos que en el fondo se han quedado algunos trozos m√°s gordos, los levantamos y machacamos de nuevo a fuerza media. Si no hay manera, echamos mano de un mortero y le damos hasta conseguir que queden igual que las anteriores.

4

El objetivo es que, finalmente, nos quede una crema de almendra más o menos líquida con trocitos de almendra no excesivamente gruesos. Una vez la tengamos lista para untar, la meteremos en un tarrito y la guardaremos en la nevera para cuando queramos untarla. Así de fácil.

Crema de almendras casera

Deja una respuesta