Cóctel de gambas

DificultadBásicoTiempo total40 mins

Receta de cóctel de gambas 

Nuestro chef

Si algo nos gusta en España es celebrar. Casi cualquier ocasión es buena para reunir a la familia o los amigos en alguna casa, descorchar alguna botella y disfrutar de la vida entorno a una mesa, que es como más y mejor se disfrutar de todo.

Pues bien, si hay un apertivo que nos viene acompañado en todas y cada una de nuestras celebraciones desde que se tiene memoria ese es el delicioso cóctel del gamba. Una elaboración que igual sirve para sacar en el piscolabis de una boda, un bautizo o una comunión, que nos sirve para ir abriendo boca en una comida familiar o con amistades mientras degustamos un buen vino blanco o cava patrio.

La razón por la que nos gusta tanto el cóctel de gambas en realidad son razones. La principal, porque si hay un crustáceo que no falta en nuestras costas ese es la gamba. Un producto que, ligeramente cocido es como más partido se le saca y como más se nota su sabor.

En segundo lugar, porque se trata de un plato -aunque se sirva en vaso- refrescante al servirse junto a brotes y una salsa rosa fresquita lo que, unido a otros mariscos y toques cítricos, lo convierten en ideal para ser degustado en primavera o verano.

Si a esto le sumamos que se trata de una elaboración sencillísima y que podemos tener en un ratito es fácil de entender por qué es tan popular en nuestro país. Vamos a cocinarlo:

Ingredientes

 350 g gambas congeladas peladas
 350 g gambas o langostinos
 300 g piña (a daditos)
Salsa rosa
 200 ml aceite de girasol
 1 huevo
 2 cucharada zumo de limón
 1 cucharada coñac(o brandy)
 3 cucharada ketchup
 1 pizca sal
 2 gotas tabasco
Decoración
 150 g hojas verdes
 50 g huevas salmón(opcional)

Cómo hacer Cóctel de gambas

1

Cocemos las gambitas y las gambas o langostinos en abundante agua. En cuanto comience a hervir las dejamos un par de minutos y las sacamos y las escurrimos depositándolas en hielo para parar la cocción. Los langostinos o gambas enteras para la decoración las pelamos.

2

Reservamos las gambitas cocidas y pelamos la piña, quitándole el tronco, si no la hemos comprado en almíbar. La reservamos en otro bol distinto al de las gambitas cocidas.

Salsa Rosa
3

Hacemos una mayonesa clásica con aceite de girasol, huevo y sal y, cuando la tengamos bien espesa, le incorporamos el resto de ingredientes detallado en el epígrage anterior. Cuando esté bien espesa y rosita la metemos en la nevera para bajarle la temperatura.

4

Para emplatar cogemos un par de vasos de cóctel o que sean vistosos y colocamos una primera capa de las hojas verdes que más nos gusten, un poquito de salsa rosa, unos trocitos de piña, unas cuantas gambitas, otro poco de salsa rosa y decoramos con huevas por encima -si nos gusta- y colocando fuera del plato las colas de las gambas o langostinos que teníamos reservamos.

5

Tan sencillo como esto en cada vaso por cada una de las raciones que vayamos a sacar. Lo metemos en la nevera hasta el momento de servirlos y, ya está listo nuestro estupendo y sencillísimo cóctel de gambas.

Ingredientes

 350 g gambas congeladas peladas
 350 g gambas o langostinos
 300 g piña (a daditos)
Salsa rosa
 200 ml aceite de girasol
 1 huevo
 2 cucharada zumo de limón
 1 cucharada coñac(o brandy)
 3 cucharada ketchup
 1 pizca sal
 2 gotas tabasco
Decoración
 150 g hojas verdes
 50 g huevas salmón(opcional)

Pasos

1

Cocemos las gambitas y las gambas o langostinos en abundante agua. En cuanto comience a hervir las dejamos un par de minutos y las sacamos y las escurrimos depositándolas en hielo para parar la cocción. Los langostinos o gambas enteras para la decoración las pelamos.

2

Reservamos las gambitas cocidas y pelamos la piña, quitándole el tronco, si no la hemos comprado en almíbar. La reservamos en otro bol distinto al de las gambitas cocidas.

Salsa Rosa
3

Hacemos una mayonesa clásica con aceite de girasol, huevo y sal y, cuando la tengamos bien espesa, le incorporamos el resto de ingredientes detallado en el epígrage anterior. Cuando esté bien espesa y rosita la metemos en la nevera para bajarle la temperatura.

4

Para emplatar cogemos un par de vasos de cóctel o que sean vistosos y colocamos una primera capa de las hojas verdes que más nos gusten, un poquito de salsa rosa, unos trocitos de piña, unas cuantas gambitas, otro poco de salsa rosa y decoramos con huevas por encima -si nos gusta- y colocando fuera del plato las colas de las gambas o langostinos que teníamos reservamos.

5

Tan sencillo como esto en cada vaso por cada una de las raciones que vayamos a sacar. Lo metemos en la nevera hasta el momento de servirlos y, ya está listo nuestro estupendo y sencillísimo cóctel de gambas.

Cóctel de gambas

Deja una respuesta