Caramelo líquido

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas

DificultadBásicoTiempo total15 mins

Nuestro chef

Uno de los ingredientes básicos de la repostería es el caramelo, base de un sinfín de postres, tartas y piezas de bollería tan sabrosas como el propio caramelo.

Si bien es posible enontrarlo envasado en cualquier supermercado o tienda de alimentación, también lo es que, como solemos repetir aquí, es mucho mejor degustar un producto casero. En primer lugar porque conoces perfectamente cómo ha sido el proceso de elaboración y en segundo lugar porque simplemente está más rico.

Ese es el motivo por el que nos hemos decidido a subir una receta básica que todo amante del dulce en general y de la repostería en particular debe dominar: el caramelo líquido.

Si tienes un cuarto de hora y ganas de aprender a hacer tu propio caramelo líquido para no tener que comprarlo por ahí nunca más, no te pierdas la siguiente receta. Más sencilla y rápida no puede ser:

Ingredientes

 150 g azúcar
 1 vaso de agua
 1 limón

Cómo hacer Caramelo líquido

1

Cogemos todos los ingredientes y los colocamos en la mesa de trabajo. Con el caramelo que vamos a hacer nos debería dar como para hacer un postre grande para cuatro personas o 15 coberturas de caramelo en raciones individuales.

2

Tomamos un cazo y vertimos el azúcar. Lo calentamos a fuego muy bajo. Si bien recomendamos utilizar azúcar blanca normal también es posible hacerlo con azúcar moreno.

3

Echamos el agua sobre el azúcar y dejamos hasta que la mezcla comience a tostarse poco a poco y se haga el caramelo.

4

Si bien también hacer caramelo solo azúcar, es decir, sin agregarle agua, salvo que lo queramos muy muy espeso recomendamos regar un poco el azúcar.

5

Cuando comience a tostarse le sumaremos el zumo del limón y seguiremos removiendo hasta que el azúcar, el agua y el zumo se disuelvan por completo dando lugar a un espectacular caramelo.

Ingredientes

 150 g azúcar
 1 vaso de agua
 1 limón

Pasos

1

Cogemos todos los ingredientes y los colocamos en la mesa de trabajo. Con el caramelo que vamos a hacer nos debería dar como para hacer un postre grande para cuatro personas o 15 coberturas de caramelo en raciones individuales.

2

Tomamos un cazo y vertimos el azúcar. Lo calentamos a fuego muy bajo. Si bien recomendamos utilizar azúcar blanca normal también es posible hacerlo con azúcar moreno.

3

Echamos el agua sobre el azúcar y dejamos hasta que la mezcla comience a tostarse poco a poco y se haga el caramelo.

4

Si bien también hacer caramelo solo azúcar, es decir, sin agregarle agua, salvo que lo queramos muy muy espeso recomendamos regar un poco el azúcar.

5

Cuando comience a tostarse le sumaremos el zumo del limón y seguiremos removiendo hasta que el azúcar, el agua y el zumo se disuelvan por completo dando lugar a un espectacular caramelo.

Caramelo líquido

Deja una respuesta