Arroz frito casero

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas

DificultadBásicoTiempo total30 mins

Nuestro chef

Una de las recetas asiáticas más extendidas en todo el mundo y que forman parte del día a día de millones de personas en todo el mundo es la del arroz frito.

Una elaboración súper sencilla de llevar a cabo que resulta tremendamente económica y nutritiva al erigirse como una excelente fuente de hidratos de carbono que podemos combinar con cientos de ingredientes.

Porque si algo tiene el arroz en general y el frito en particular es que casi da igual con qué lo acompañemos, siendo tan interesante saltearlo con verduras, con carne, con pescado o apenas con un poco de aceite, sal, pimienta y un huevo.

Sea como fuere, la receta de arroz frito casero que os traemos hoy es la más básica, compuesta por ingredientes tan cotidianos como económicos como la cebolla, el ajo o la zanahoria, entre otros.

A partir de ahí, serás tú quien decida si quiere agregarle algo de jamón, pollo, otra carne o algún pescado mientras saltea esta comida básica y rica a partes iguales. Vamos a por el paso a paso del arroz frito casero.

Ingredientes

 150 g arroz(nos vale tanto bomba, sénia, como basmati o cualquier grano alargado)
 350 ml agua
 1 zanahoria
 1 cebolla
 1 puerro(nos quedaremos solo con la parte blanca)
 2 cucharada aceite de oliva virgen extra
 3 cucharada soja
Opcional
 2 cucharada salsa de ostras
 2 cucharada salsa de pescado
 100 g pollo a trocitos
 100 g gambitas pequeñas peladas
 1 huevo
 1 cucharadita azúcar

Cómo hacer Arroz frito casero

1

Cogemos una cazuela, le echamos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal y la ponemos a hervir. Cuando comience a hervir echaremos el arroz hasta que esté en su punto. En función del tipo de grano que utilicemos estará antes o después en su punto.

2

Pelamos la zanahoria, el puerro la cebolla y las picamos bien pequeñitas para sofreirlas en la sartén tipo wok o profunda con una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

3

Ponemos el fuego fuerte y añadimos las verduras que teníamos cortaditas hasta que se doren. En un par de minutos deberían estar listas.

4

Cuando esté el arroz cocinado en su punto lo agregaremos a las verduras y, todavía con el fuego fuerte, le añadiremos la salsa de soja y lo salteramos sin parar para evitar que se pegue durante otro par de minutos. Si queremos echarle pollo cortadito o gambitas es el momento.

5

Rectificamos la sal, las salsas, y sacamos del fuego. Ponemos en una fuente o servimos en los platos y a disfrutar de un delicioso arroz frito casero, ya sea como principal o como acompañamiento.

Ingredientes

 150 g arroz(nos vale tanto bomba, sénia, como basmati o cualquier grano alargado)
 350 ml agua
 1 zanahoria
 1 cebolla
 1 puerro(nos quedaremos solo con la parte blanca)
 2 cucharada aceite de oliva virgen extra
 3 cucharada soja
Opcional
 2 cucharada salsa de ostras
 2 cucharada salsa de pescado
 100 g pollo a trocitos
 100 g gambitas pequeñas peladas
 1 huevo
 1 cucharadita azúcar

Pasos

1

Cogemos una cazuela, le echamos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal y la ponemos a hervir. Cuando comience a hervir echaremos el arroz hasta que esté en su punto. En función del tipo de grano que utilicemos estará antes o después en su punto.

2

Pelamos la zanahoria, el puerro la cebolla y las picamos bien pequeñitas para sofreirlas en la sartén tipo wok o profunda con una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

3

Ponemos el fuego fuerte y añadimos las verduras que teníamos cortaditas hasta que se doren. En un par de minutos deberían estar listas.

4

Cuando esté el arroz cocinado en su punto lo agregaremos a las verduras y, todavía con el fuego fuerte, le añadiremos la salsa de soja y lo salteramos sin parar para evitar que se pegue durante otro par de minutos. Si queremos echarle pollo cortadito o gambitas es el momento.

5

Rectificamos la sal, las salsas, y sacamos del fuego. Ponemos en una fuente o servimos en los platos y a disfrutar de un delicioso arroz frito casero, ya sea como principal o como acompañamiento.

Arroz frito casero

Deja una respuesta