¿Utilizar pollo ecológico mejora el sabor de tus recetas?

Los consumidores somos cada vez más exigentes. Gracias a internet tenemos más información que nunca y más alternativas que nunca, lo que obliga a todas las empresas, independientemente de su sector, a tener que poner mucho más esfuerzo en busca de captar nuevos clientes y fidelizar a los que ya lo son.

Algo a lo que no es ajena la industria alimentaria, tal y como demuestra la aparición de cada vez más proyectos que buscan el valor añadido a través de nuevas formas de tratamiento de sus productos, como ocurre, por ejemplo, con las frutas, las verduras o los pollos ecológicos.

Una nueva forma de consumir que, en lugar de poner el foco principal en el precio, lo pone en la salud. La salud de unos consumidores conscientes de la cantidad de aditivos nocivos que portan muchos alimentos en busca de un mejor aspecto o de retrasar su fecha de caducidad.

Además de ser productos más sanos, los expertos coinciden en que estos tienen mucho más sabor. Un buen ejemplo de ello son los pollos ecológicos, considerados mucho más sabrosos. Tanto que no solo los mejores chefs recurren a ellos, como demuestran los datos relativos a las ventas de pollo de corral ecológico de los últimos años mostrando una curva ascendente a la que no se le divisa final.

Y es que la presencia en las cocinas españolas y en nuestro recetario de pollo ecológico parece garantizada, en tanto en cuanto aporta una mejora en el sabor de todo tipo de elaboraciones realizadas con este ave como el pollo al horno con verduras, el pollo guisado en salsa, el pollo asado, el pollo a la brasa o el pollo a la plancha, sin que ello suponga, en absoluto, un aumento que repercuta notoriamente en la cesta de la compra.

Si a esto le sumamos que posee propiedades únicas, que resulta mucho más jugoso y que es perfecto para ser degustado en elaboraciones con piel, nos encontramos ante un pollo mucho más interesante en todos los aspectos para ser degustado, en comparación con el pollo industrial que hacen crecer en tiempo récord en busca de unos beneficios para quienes los crían que no se traducen en quienes lo consumen.

El mejor pollo ecológico

Aunque cada vez son más los proveedores offline y online que ofrecen pollo eco muchos consumidores todavía no saben dónde comprar pollo ecológico. Dado que no todos los pollos ecológicos viven en las mismas condiciones ni se alimentan de lo mismo, desde aquí recomendamos informarse antes de comprarlo y comprobar que este ha vivido en el campo y que se ha alimentado de insectos, semillas o hierbas y no ha sido cebado de forma artificial a base de piensos.

El pollo en pepitoria, el pollo salteado con verduras, el pollo frito, el pollo relleno, el pollo braseado, la ensalada de pollo y cualquier receta que se te ocurra pueda llevar este alimento resulta mucho más sano y también mucho más sabroso si se elabora con un pollo ecológico.

Compártelo
error

Deja un comentario