Menú para sorprender a tu pareja en San Valentín

San Valentín ya asuma a la vuelta de la esquina y son muchos los enamorados románticos que tienen previsto prepara una cena a la luz de las velas para tan señalada fecha para todas las parejas.

Para aquellos que estén buscando sorprender con una cena perfecta y fácil de prepara a su pareja les vamos a dejar aquí un menú con el que empezar una noche que debe acabar, mejor si cabe. Tomen papel y boli.

El menú de San Valentín 2017 podría empezar con un tartar de tomate, mozzarella, albahaca y langostinos. Para hacerlo tan solo tendremos que cortar con un cuchillo bien afilado el tomate en daditos lo más pequeños posibles que colocaremos en un molde redondo hasta conseguir una montañita perfefcta que tendrá en la parte superior otros daditos de mozzarella, unos langostinos que apenas deberemos marcar unos segundos en la plancha antes de servirla y un par de hojas de albahaca. Tan sencillo y tan sabroso.

Como plato principal, tres propuestas, por un lado unas rodajas de pollo o cualquier otra carne que rellenaremos con jamón, queso y unos espárragos trigueros y que será el horno quien se encargue de hacerla. La idea es hacerla durante unos pocos minutos a unos 180 grados. Cuando veamos que está dorada, será el momento de sacarla.

Si se prefiere algo de pescado, la opción más sencilla es colocar en la plancha unas gambas, langostinos, algo de sepia y abrir unas almejas para hacer una parrillada. De nuevo, cuando todo esté doradito es que estará al punto para salir.

Por último, la opción vegetariana pasaría por hacer unos tallarines de calabacín y zanahorias y agregarles un poco de nata salpimentada al gusto. Si gusta, se pueden añadir unas gambitas peladas a la plancha.

En cuanto al postre, de nuevo algo sencillo y delicado. En este caso buscaremos un vaso de cocktail o de martini y colocaremos, cortado muy fino, un poco de fresa, naranja o mandarina y kiwi, que aderezaremos con un poco de zumo de mango. Tan sencillo como eso. Para que quede redondo jugaremos con la colocación de los elementos hasta que quede de lo más elegante.

Si a esta cena le agregamos un buen vino blanco, o tinto si optamos por la opción principal de la carne, tendremos todos los números para poder triunfar preparando una cena de diez, incluso sin que hayamos cogido nunca las sartenes, más que para colocarlas en el lavavajillas.

Si aún así tienen alguna duda sobre cómo preparar alguno de estos tan sencillos como ricos platos, os aconsejamos que busquéis alguno de los muchos vídeo tutoriales que puedes encontrar en Youtube y en los que se explica con imágenes y paso a paso cualquier receta como las que aquí os hemos presentado.

No seas manazas, no intentes hacer más de lo sabes, y ponle mucho cariño. Si lo haces, estarás listo para triunfar con una cena de lo más romántica que tu pareja no olvidará. ¡Ah! No olvides comprar un par de velas para la ocasión.

Deja una respuesta