Los insectos comestibles más consumidos del mundo

El tema de los insectos comestibles está generando cada vez más interés. Después de que unas grandes superficies de la alimentación decidieran hace unas semanas aprovecharse de una falta reglamentación en firme al respecto para ofrecer por primera vez insectos en sus estanterías el tema se ha convertido en un clásico en las reuniones familiares y de amigos.

Sin embargo, y aunque en España y otros países europeos el tema de los insectos comestibles esté candente por novedoso, en otras partes del mundo llevan décadas y décadas consumiendo estos animales de los que ya nadie dudan tienen grandes propiedades alimenticias.

Sobre este asunto, la FAO, publicaba recientemente cuáles eran los insectos más consumidos del mundo. Lista que encabezaban los escarabajos con un 31%, las orugas con un 18%, las abejas, avispas y hormigas con un 14%, las langostas y los grullos con un 13%, las cigarras, las cochinillas y las chinches con un 10%), las termitas con un 3%, las libélulas con el mismo porcentaje y las moscas con un 2%.

Si nos centramos en cuáles son los insectos más consumidos del mundo por zonas del planeta vemos cómo México se erige como el principal consumidor a nivel planetario de estos animales.

Los insectos más consumidos en el mundo por países

Chapulines: Esta especie de saltamontes es muy consumida desde siempre México. Estos son especialmente populares en todos los estados del centro y sureste del país. Habitualmente se comen tostados o guisados con salsas.

Gusano del agave
: Otro insecto que gusta y de qué manera en México. En este caso se suele comer frito o a la brasa y, de nuevo con salsas. En este caso muy pero que muy picantes.

Hormigas culonas: Viajamos hasta Colombia para degustar este ínfimo insecto que se suele degustar en los aperitivos. Dicen sus amantes que su sabor se asemeja y mucho al del cacahuete. Eso sí, resulta mucho más económico.

Siqui sapa: Nos movemos ahora hasta Perú para seguir degustando insectos menores. En este caso nos referimos a un hormiga que llama la atención por el gran tamaño de su estómago. Una vez limpiadas y desposeídas de la humedad con la que salen de los criaderos se suelen freír con sal y manteca para disfrutarse al máximo.

Suri: Sin salir del país inca cambiamos las hormigas por un gusano. Este crece y se consume especialmente en la zona del Amazonas por pueblos indígenas. O lo degustan crudo y vivo, directamente del árbol, o lo hacen tras asarlo levemente.

Picudo rojo: El continente negro también gusta de consumir algunos insectos. Es suerte de animal, a mitad camino entre un escarabajo y una mariquita es el más deglutido de la zona del África subsahariana.

Cigarras: También en la África negra gustan de consumir esta especie de saltamontes. Como más se consumen es tostadas y, dicen quienes las han probado, que su sabor se asemeja al de la almendra.

Grillos
: La otra gran zona consumidora de estos animalitos es Tailandia. Allí si hay un insecto rey en su cocina es el grillo. De hecho, frito, es el aperitivo nacional.

Compártelo

Deja un comentario