Los alimentos que más hacen sudar

Con agosto llega el mes en el que se suelen registrar las temperaturas más altas en nuestro país y eso, inevitablemente, lleva de la mano una mayor transpiración de nuestros cuerpos en busca de regular nuestra temperatura corporal.

Más allá de que suframos o no hiperhidrosis y de que el médico de cabecera pueda realizar recomendaciones sobre cómo sobrellevarla de la mejor manera, lo cierto es que es bien conocido por todos los especialistas dietéticos que existen una serie de alimentos que pueden provocar que aumenten considerablemente nuestros niveles de sudoración.

Así que, si quiere reducir los niveles de sudor de tu cuerpo, toma buena nota de qué alimentos debes evitar.

Alimentos que hacen sudar más

Alcohol

Aunque resulte complicado evitar la cervecita o la sangría en el chiringuito, debes saber que si sucumbes a esta tentación acabarás sudando más. La razón no es otra que el aumento de la temperatura corporal y de la corriente sanguínea. A esta le tenemos que agregar el aumento de nuestros niveles de azúcar y la reacción del cuerpo ante la ingesta de una toxina como el alcohol, lo que lleva a nuestro organismo a realizar un trabajo extra para deshacerse de ella ya sea a través de la orina o el sudor.

Café

Otro de los elementos que generan una respuesta de sudoración inmediata es la cafeína que contiene el café. Esta activa nuestro cerebro y acelera nuestro metabolismo de una manera notable. Las reacciones químicas que produce en nuestro organismo, alterando nuestro sistema nervioso, aceleran la sudoración.

Alimentos picantes

Los alimentos picantes aumentan la temperatura corporal como consecuencia de la presencia de capsaicina y su efecto inmediato activando las sudoríparas. Según un estudio publicado en The Journal of Biological Chemistry esta tiene la capacidad de aumentar la tasa metabólica y la temperatura de nuestro cuerpo en muy pocos minutos provocando que nuestro cuerpo expulse sudor casi de forma inmediata a su ingesta.

Alimentos hipercalóricos

Los alimentos ricos en grasas provocan que nuestro organismo trabaje para expulsarlos lo antes posible. Para ello aumenta la temperatura de nuestro cuerpo generando una transpiración que puede causarnos verdaderos problemas en verano.

Alimentos y bebidas calientes

Los más evidentes de esta lista son los alimentos y bebidas calientes. Estos consiguen aumentar nuestra temperatura corporal en tiempo récord y eso se traduce en una inmediata transpiración. De ahí que sea recomendable evitarlos durante las estaciones más calurosas.

En el lado opuesto de la balanza encontramos los refrescos, las ensaladas, las frutas los productos bajos en azúcar y grasas o los helados. Cuando llegan los meses de más calor es recomendable aumentar la ingesta de este tipo de productos desechando en la medida de lo posible todos los comentados a lo largo de esta entrada. Según los expertos consultados esta es la única manera de reducir nuestros niveles de sudoración.

No obstante, si prevemos que vamos a estar más tiempo del habitual fuera de casa, no está de más considerar la opción de portar desodorante y mudas que nos puedan ayudar a salir al paso en caso de emergencia.

(Visitado 13 veces, 1 visitas hoy)
Compártelo

Deja un comentario