Ingredientes principales de la comida china

Una de las gastronomías más populares en todo el mundo es, sin duda alguna, la china. A diferencia de lo que sucede con otras como la italiana o la americana, mucho más cercanas a la nuestra, a menudo disfrutamos de muchos de sus platos sin saber cómo están hechos o de qué están compuestos.

Es por eso por lo que en este post vamos a tratar de arrojar un poco de luz sobre cuáles son los ingredientes principales de la comida china y explicar un poco algo sobre todos ellos. Si eres un amante de la comida china, toma buena nota.

Ingredientes básicos de la comida china

Aceite de cacahuete: El más socorrido por las familias chinas a la hora de saltear al wok. Admite altas temperaturas y le proporciona a la comida un toque de fruto seco de lo más interesante.

Aceite de sésamo: Existe en dos versiones: tostado o claro. A diferencia del anterior se usa únicamente para dar sabor, dado que ni se fríe ni se puede abusar de él por su potente sabor. Es ideal para vinagretas.

Almidón de maíz o de arroz: Los chinos no gustan de salsas excesivamente livianas, de ahí que recurran a este ingrediente para espesarlas con un poco de agua fría o una salsa líquida con la que ligarlo.

Alubias fermentadas: Otro de esos ingredientes básicos de las despensas chinas. Se suele agregar al principio de un salteado agregando un poco de picante ligero al plato.

Anís estrellado: Una de las especias favoritas de los chinos. Se suele utilizar de forma moderada, molida y principalmente en guisos en los que se echa un rato y se retira antes de acabar de cocinarse y servirse.

Arroz de grano largo: El principal ingrediente de la gastronomía china es el arroz largo. Fácil de cocer, económico y perfecto para saltear.

Brotes de soja: Muy habitual en salteados poco hechos dan textura, crujiente y sabor al plato que se está cocinando.

Caldo de pollo: Sí, el truco de utilizar caldo de pollo comprimido en cuadraditos para dar sabor a los platos también es recurrente en China.

Fideos de arroz: Junto al arroz, otro de esos ingredientes que no pueden faltar en ninguna casa china. Con una textura de lo más agradable son perfectos para agregarse a sopas y caldos.

Jengibre: Es habitual encontrarlo tanto en formato fresco como en polvo. Su peculiar sabor se extiende a lo largo y ancho de toda la gastronomía asiática.

Mezcla 5 especias: Este masala chino está compuesto por anís estrellado, pimienta, canela, hinojo y cilantro. Para muchos es el sustituto de la sal y la pimienta.

Pimienta de Sichuán: A pesar de lo que indica el nombre no es una pimienta. Resalta por su sabor muy picante y un retrogusto de lo más particular.

Salsa de chiles: Tampoco puede faltar encima de la mesa una salsa de chiles rojos picante y espesa.Esta se usa tanto para cocinar como para agregar al gusto en los platos ya cocinados, en función de la valentía del comensal.

Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]
Compártelo

Deja un comentario