Cinco ingredientes saludables que puedes comer hasta saciarte

Aunque parezca imposible de creer existen algunos alimentos que podemos ingerir prácticamente sin control dada la poca cantidad de calorías que tienen y los grandes beneficios que estos nos aportan.

Si bien no son muchos, lo cierto es que existir, existen. Vamos a dar un repaso por alguno de los mejores que no pueden faltar en nuestra dieta y de los que podremos echar mano esos días en los que necesitamos llenarnos el plato hasta arriba. Eso sí, claro está, sin pasarse. No nos vayamos a empachar, que no es nada bueno.

Alimentos con los que podemos pasarnos en cantidad sin consecuencias importantes

Zumos verdes

Cada vez los recomiendan más lo nutricionistas. A pesar de que en el licuado se pierde fibra, lo cierto es que la cantidad de nutrientes que los zumos verdes nos aportan lo convierten en una opción de lo más interesante para saciarse sin sentirse culpable. Los que aúnan verduras con manzanas o peras son deliciosos.

Brotes de legumbres

Uno de los alimentos que no pueden faltar en nuestra dieta semanal al menos un par de veces son las legumbres. Esa suerte de semillas se suelen consumir en seco como ocurre con las alubias o las lentejas, pero lo cierto es que también se pueden consumir en brote, es decir, cuando empiezan a asomar las pequeñas raíces por su mejora en fibra y por su enorme carga proteínica.

Algas

Para muchos nutricionistas son el alimento del futuro. La razón, la gran cantidad de minerales que poseen, la cantidad de distintas especies que existen en el mundo y el hecho de que sean un alimento barato y que se puede obtener en todo el mundo. Ideales para una ensalada o para acompañar.

Semillas

Cada vez se están introduciendo más en las dietas sanas por la gran cantidad de nutrientes que tienen. Y es que las semillas contienen una gran cantidad de minerales como el omega 3 y 6, además de calcio, fósforo o vitaminas como la B. Si las consumimos junto a un zumo verde podemos tener una comida de lo más completa.

Hojas verdes

Estas hojas las podemos comer casi a kilos sin consecuencias en nuestra dieta. Además de antioxidantes son una fuente interminable vitamina A y B, además de calcio, hierro o fibra. Algunos ejemplos de hojas verdes estupendas para cocinar como principal o guarnición son repollo verde, acelgas, espinacas o col rizada.

Si a estos platos les sumamos algunos alimentos imprescindibles en nuestra dieta diaria como pueden ser el pan, las nueces, las manzanas, el brócoli o algo de pescado o carne blanca tendremos una dieta equilibrada de la que, además, podremos disfrutar sin mirar cuánto nos ponemos en el plato.

El truco está, pues, en echar mano de estos cinco ingredientes en cantidades mayores que otros alimentos también importantes pero con cargas calóricas más potentes. Así será como logremos saciarnos sin ingerir una cantidad importante de calorías.

*Para cualquier duda, no lo dudes y pregunta a tu médico ya que cada persona necesita unas cantidades y unos alimentos distintos y en distintas proporciones.

(Visitado 5 veces, 1 visitas hoy)
Compártelo

Deja un comentario