Bares y restaurantes piden ayudas para no tener que cerrar

El país con más locales de hostelería del mundo (nada más y nada menos que 1 cada 175 habitantes) puede dejar de serlo si el virus o las ayudas al sector no lo impiden.

As√≠ lo vienen repitiendo desde hace semanas las distintas asociaciones de hosteleros de toda Espa√Īa, quienes primero por el confinamiento y ahora por una segunda ola que no parece acabar de macharse nunca se encuentran al borde de sus posibilidades.

Tanto es as√≠ que, seg√ļn estas, o empiezan a llegarles ayudas y empiezan a recortarles los impuestos o los pocos que todav√≠a sobreviven a duras penas tendr√°s que bajar la persiana antes de que acabe el a√Īo.

Y es que cabe recordar que la situaci√≥n de excepcionalidad para un sector que necesita movilidad, liquidez y ganas de salir lleva casi aturada casi siete meses, con la √ļnica ayuda de unos ERTE que no parece se vayan a prolongar mucho m√°s all√° del mes de octubre.

A este panorama hay que sumarle la ausencia de turistas tras un verano bajo mínimos y sin que haya previsión de que la situación vaya a cambiar de aquí a la próxima Santa Santa.

Con todo esto, seg√ļn datos oficiales de la principal patronal de empresas de hosteler√≠a, lo que tenemos es nada m√°s y nada menos que 85.000 empresas del mundo de la hosteler√≠a que pueden bajar la pesiana de manera definitiva antes de que este 2020 para olvidar se marche en el calendario.

Los problemas de la hosteler√≠a lastran la econom√≠a espa√Īola

Cabe recordar que el problema de la hosteler√≠a no es √ļnicamente de los propietarios de bares, restaurantes o discotecas. Dado su tama√Īo e importancia es un problema que afecta al conjunto del pa√≠s.

No en vano, ha contribuido de manera decisiva a la contracci√≥n de nuestra econom√≠a en el segundo trimestre del a√Īo en un 18,5%, lo que supone una de las mayores ca√≠das intermensuales desde que se tienen registros.

Pero la cosa no queda ahí. La contracción lastrada por los problemas del sector de la restauración suponen la mayor caída entre los estados miembros de la Unión Europea.

Los datos del tercer trimestre que conoceremos en breve no parecen mucho m√°s halag√ľe√Īos y las perspectivas para el cuarto y √ļltimo trimestre de 2020 pintan azul oscuro casi negro.

Parece, pues, que hay motivos más que de sobra como para que todos los agentes implicados en su reconstrucción se pongan a trabajar cuanto antes para llegar a acuerdos que se traduzcan en medidas tangibles que impidan que esas casi 100.000 empresas y sus más de 200.000 familias que están detrás, se vean abocadas al abismo.

Como recerdan las principales asociaciones hosteleras ma√Īana puede ser demasiado tarde ya que cada d√≠a ponen el cartel de ‚Äėcerrado‚Äô m√°s de 100 establecimientos en nuestro pa√≠s.

Todavía se está a tiempo de salvar decenas de miles de bares y restaurantes y, por tanto, decenas de miles de empleos. Veremos si hay voluntad para hacerlo… y las ayudas que reclama el sector llegan de una vez por todas y lo hacen a tiempo.

Deja una respuesta