Alimentos que se pueden comer tranquilamente una vez vencida la fecha de caducidad

No son pocas las personas que, una vez se pasa la fecha de caducidad recomendada para el consumo de determinados alimentos, incluso cuando estos están perfectamente listos y sin haber perdido propiedades algunas para su consumo, los tiran a la basura.

Algo que puede tener sentido cuando hablamos de pescado, huevos o lácteos, pero que no tiene ninguna razón de ser cuando se trata de alimentos como los que a continuación les mostramos y que han sido catalogados por los especialistas como aquellos cuya fecha de caducidad es mucho más lenta que el resto de sus colegas de supermercado.

Alimentos que te puedes comer caducados

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), no deberíamos temer al disfrutar de alguno de los elementos de la siguiente lista aun pasados de fecha.

-Yogures: La fecha de caducidad que incorporan es tremendamente conservadora. Si pasa uno, dos o tres días, incluso más, no pasa absolutamente nada.

-Pan de molde: Preparado para aguantar mucho más de lo que indica su fecha de caducidad, esta marca habitualmente la fecha en la que disfrutar del producto en perfectas condiciones, lo que no quiere decir que se haya puesto malo después.

-Patatas fritas y frutos secos: Por sus propias características aguantan muchísimo más que otros productos alimenticios.

-Bollos y galletas: Como sucede con los productos industriales estos son capaces de aguantar muchísimo tiempo sin ser consumidos.

-Refrescos y alcohol: Difícilmente se ponen malos en años. Sin se conservan en las condiciones indicadas en sus recipientes son capaces de aguantar auténticas barbaridades de tiempo.

-Pastas, arroces y legumbres: Este tipo de alimentos, correctamente envasados, pueden aguantar años sin que merme ni el sabor ni sus propiedades.

-Mermelada y mantequilla: Dada su elevada composición en grasas y azúcares podrían estar en la nevera abiertos muchísimo más que el resto de compañeros de electrodoméstico.

-Embutidos y quesos curados: Preparados para conservarse de forma natural sin mayores problemas, si no los abrimos, podemos consumirlos semanas más tarde de lo que indica la fecha.

-Sopas y salsas de sobre: Como sucede con otros productos de esta lista sus conservantes les llevan a aguantar durante años sin perder saber ni propiedades.

-Envases de tomate: Tal y como ocurre con otros envases y conservas pueden pasar años hasta que de verdad nos encontremos ante un producto pasado.

Además de estos, aquellos con un alto contenido en azúcares, salazones, enlatados o en sobres con conservantes y que poseen alcohol en su composición son productos alimenticios que, conservados en el lugar adecuado, podrían aguantar mucho más de lo que indican sus etiquetas.

Etiquetas que, por otro lado, recordamos indican la fecha de caducidad recomendada y nunca la que indica que el producto está ya definitivamente pasado. De ahí que lo mejor sea abrirlo y comprobar de primera mano cómo se encuentra cada producto.

Huelga decir que, ante la duda, lo mejor que podemos hacer es no ingerir ningún alimento cuya fecha de caducidad recomendada se haya pasado hace tiempo. No hay duda: Prevenir, siempre, mejor que curar.

(Visitado 19 veces, 1 visitas hoy)
Compártelo

Deja un comentario