Receta de los huevos benedictine

Lo que empezó siendo una moda estadounidense, como tantas otras, ya ha comenzado a asentarse en España como un hábito más de los domingos. El famoso brunch, que pretende hacer de nexo de unión entre desayuno y comida (breakfast + lunch) de los domingos tras salir de fiesta está cada vez más asentada entre la oferta gastronómica de las principales ciudades españolas y no es para menos.

Y es que el plato estrella de los brunch es, sin duda alguna, los huevos benedictine. Una receta tan deliciosa como relativamente complicada de conseguir en su punto perfecto. De ahí que nos hayamos lanzado a daros la receta y los trucos necesarios para que puedas hacértela en casa esos domingos en los que no puedes ni con tu alma como para sacarla a tomar un brunch fuera de ella.

Ingredientes brunch

Para los huevos:

3 panes de english muffin enteros
3 lonchas de bacon (o salmón para los vegetarianos)
3 huevos enteros

Para la salsa holandesa:

3 yemas de huevo
2 barras de mantequilla
Zumo de 1 limón
Pimienta roja
sal al gusto

Preparación de los huevos benedctine

La salsa holandesa

Lo primero que debemos hacer es mezclar las yemas de huevo con el zumo de limón y agregar el punto de salir. Estas las batiremos hasta que queden completamente montadas.

El siguiente paso es el que nos lleva a derretir la mantequilla a fuego muy lento. Una vez derretida, sin tocarla, le retiraremos la espuma con una espumadera que sale tras batir. Será entonces cuando saquemos la mantequilla del fuego dejándola aparte.

En el recipiente donde tenemos las yemas iremos incorporando, muy poco a poco, la mantequilla mientras vamos batiéndolas. Lo ideal es que la salsa siempre esté caliente ya que así evitaremos que esta se corte. A modo de truco, les recomendamos que realicen este proceso, o bien al baño maría, o bien agregando un poco de clara de huevo. Cuando lo tengamos añadiremos la pimienta.

Los huevos benedic

Para cocinar los huevos echaremos manos de una sartén en el fuego con agua, sal y vinagre blanco con la intención de que cuaje antes.

Es imprescindible cocinar los huevos, uno a uno, rompiéndolo suavemente y dejándolo caer sobre el agua hasta que este cuaje. Proceso que durará unos dos minutos, aproximadamente. Durante este proceso puedes tomar una cuchara para evitar que la clara se expanda. La intención, les recordamos, es que la clara quede dura y la yema líquida. Para ello el agua no debe hervir.

Una vez estén listos, los escurriremos y los colocaremos sobre una rebanada con bacon, encima de cada muffin y los cubriremos finalmente con la deliciosa salsa holandesa que teníamos reservada.

Como ven, no es una receta complicada pero que exige seguirla paso a paso para que no se corte la salda o para que no se nos pase el delicado punto de los huevos. Seguro que si no a la primera, a la segunda ya consiguen un plato que no envidie para nada al que les sirven en los locales de brunch.

Compártelo

Deja un comentario