Receta del auténtico Cachopo de ternera asturiano

Una de las recetas más buscadas en los últimos tiempos en toda España es la del típico Cachopo de ternera asturiano. A mitad camino entre un San Jacobo gigante y un Cordon Bleu, este generoso plato se erige como una auténtica fuente de energía para los comensales que osen acabárselo.

Y es que cuando hablamos de Cachopo lo hacemos de dos filetes de ternera empanados rellenos de queso y jamón serrano que se fríe dejando el interior jugoso y de lo más apetecible. ¿El por qué del éxito? Prueben su sabor y en seguida lo entenderán.

Tomen nota porque aquí les vamos a dejar la auténtica receta asturiana del Cachopo de tercera para cuatro personas, explicada paso a paso.

Ingredientes para Cachopo de ternera para 4 personas:

4 filetes de ternera cortados dobles bien finos, tipo librillo para San Jacobo (unos 120 g. la unidad)
4 lonchas de jamón serrano (se puede sustituir por cecina)
8 lonchas de queso (Gouda, cheddar, gruyere, Edam y para los más queseros Cabrales)
Pimienta negra y sal (al gusto)

Para el rebozado:
100 g. de harina de trigo
2 huevos grandes y 200 g. de pan rallado

Guarnición:
4 patatas gallegas grandes

Opcional:
4 pimientos del piquillo
Aceite de oliva virgen extra suave (el necesario para freír)

Cómo se prepara el Cachopo asturiano, paso a paso:

Colocamos los ingredientes en tres platos separando la harina, el pan rallado y los dos huevos batidos que utilizaremos para el rebozado.

Una vez cortados los filetes bien finos en dos, que sean lo más iguales posible u los limpiemos bien, los aplanaremos para ablandarlos y extenderlos antes de salpimentarlos al gusto. En uno de los cortes colocaremos el jamón serrano y en la otra el queso, escogiendo aquel que más nos guste. Algunos gustan de colocar un piquillo abierto entre medias de los dos filetes que uniremos.

Para empanar el Cachopo en Asturias primero apretaremos bien los bordes de los filetes antes de hacerle el clásico rebozado con harina, huevo y pan rallado. Hay quien prefiere darle dos capas antes de freírlo. Si se quiere más crujiente se puede usar pan rallado y, antes de meterlos en la sartén, se recomendaría cerrarlos con un palillo

Para freír utilizaremos un aceite de oliva virgen extra suave que calentaremos previamente a alta temperatura para así conseguir un empanado crujiente en poco tiempo a fuego medio-alto. Cuando este esté tostado lo sacaremos. En 2-3 minutos por lado lo tendríamos listo.

Una vez frito, los secaremos con un papel absorbente y lo reservaremos hasta emplatar con la guarnición que, además de las patatas, deberá completarse con una salsa como la de Cabrales, Sidra o de tomate a la pimienta. Unas verduras a la plancha o alguno de los piquillos que nos han sobrado al ajillo también pueden ser la combinación perfecta par aun plato de diez.

Para beber, bien un vino tinto o una sidra se erigirían como el maridaje perfecto para un plato que, difícilmente, no gustará a todos los miembros de la familia. A disfrutar mucho cocinando… y ¡qué aproveche!.

Compártelo

Deja un comentario