Receta del arroz caldoso de pollo y verdura

No hay comida más española y más sabrosa que todas aquellas que integran arroz y algunos de los elementos más importantes de la enorme huerta que encontramos a lo largo y ancho de nuestro país.

Aprovechando estos dos elementos tan patrios como ricos y saludables vamos a tratar de enseñarles cómo realizar un auténtico arroz caldoso de pollo y verduras, paso a paso, de la manera más sencilla posible y para que puedan sorprender en casa un día cualquiera o con motivo de un día especial. Allá vamos:

Ingredientes para cuatro personas

200 g de pechuga de pollo
200 g de arroz
Caldo de pollo (4 veces el volumen de arroz)
1 diente de ajo
50 g de pimiento verde
50 g de pimiento rojo
100 g de tomate natural rallado
15 g de carne de pimiento choricero, aceite, sal y pimienta negra molida

Cómo preparar un arroz caldoso de pollo y verduras para cuatro personas

Una vez lo tenemos todo cortadito por partes, tanto el pollo como la verdura, en el caso de esta última a trozos pequeños será el momento de coger una cazuela donde se hará toda la receta. La idea es que sea amplia para que queda todo, teniendo en cuenta que además de los ingredientes necesitaremos espacio para todo el caldo sin que desborde cuando este hierva.

Dicho esto, cogemos la pechuga y la cortamos de forma uniforme al gusto mientras calentamos la olla con un poco de aceite de oliva donde sofreiremos después la carne hasta dejarla dorada por el exterior. Una vez la tengamos la sacaremos y la reservaremos en un platito.

Ahora es el turno de pelar y picar el diente de ajo y, después de echar un poco más de aceite al recipiente de turno, sorfeirlo, ojo, a fuego suave.

Lo mismo haremos con los dos pimientos que lavaremos y cortaremos para acabar soltándolos en la cazuela y que removeremos hasta que estén completamente pochados, algo que nos llevará unos diez minutos, aproximadamente.

Con esto también lito agregaremos el tomate natural rallado y la carne que extraigamos del pimiento choricero, mezclándolo todo de la mejor manera posible y sofriendo todo junto durante unos minutos hasta que el agua del tomate empiece a hervir un poco.

Cuando esto suceda habrá pues que agregamos el arroz y el pollo que teníamos reservado y removerlo todo muy bien. El último paso será el de agregar el caldo de pollo que iremos removiendo con todos los ingredientes hasta que este empiece a hervir, ya que cuenta entre en ebullición bajaremos la potencia a fuego medio para dejarlo entre 12 y 14 minutos sin dejar que se nos pegue el fondo.

Una vez pasado este tiempo será el momento de retirar la cazuela y colocar los platos a su alrededor. Mientras tanto, es recomendable que el arroz esté tapado para que repose durante unos cinco minutos. Cuando estos pasen ya podremos servirlo en un plato hondo y acercarlo a la mesa para hacer disfrutar tanto a nuestro paladar como al del resto de comensales. Una receta de diez.

Compártelo

Deja un comentario