Las mejores bebidas para combatir la llegada del frío

Cuando llega el frío, en España aumenta la ingesta de bebidas como el café o el té. Sin embargo, existen un montón de alternativas, muchas de ellas procedentes de los países hermanos de Latinoamérica que se revelan como excelentes y sabrosas alternativas para implementar con la llegada del frío otoñal.

La primera de la que os queremos hablar es el Atol de elote. Una bebida típica de los países centroamericanos de orígen precolombino y que destaca por su textura densa. Sus ingredientes son maíz cocido en agua o leche y el azucar. En algunos territorios le agregan vainilla o canela.

Otra bebida caliente típica del continente americano es el Coquito. Procedente de Puerto Rico contiene alcohol, ron, con el que se adereza un vaso con leche condensada, leche de coco, vainilla, canela, clavo y nuez moscada. Aunque se suele tomar en navidad, es deliciosa para cualquier día de frío

Desde Bolivia llega el Api, que también se suele tomar en algunas zonas de Perú y Argentina. Con la base de maíz de nuevo, lleva azúcar, clavo, canela y frutas de temporada a elegir. Estas variarán en función de la zona en la que se consuma.

También con alcohol nos llega el famoso en casi toda Sudamérica Canelazo. Elaborado con aguardiente, panela (un tipo de azúcar moreno) y agua de canela se sirve caliente. En algunos lugares les gusta también mezclarlo con zumo de frutas e incluso agregarle clavo.

Muy conocido en México llega el Ponche, extendido también en Estados Unidos y algo extinto, al menos en su versión original, en España. Se trata de una bebida que contiene azúcar sin refinar, naranja, manzana, guava, tejocote y canela, y todo ello regado con ron o tequila. En su versión venezolana se hace una crema mezclando azúcar, ron,
huevos y leche.

Una de las bebidas calientes más extendidas son las que tienen al chocolate como base. En México es muy típico el Champurrado, que es parecido al atol, con cacao, piloncillos y a veces anís, vainilla… y también alcohol si el frío lo pide.

En la República Dominicana, aunque no llegue el frío con asiduidad, les gusta tomarse el Chocolate de maní. Este lleva además de cacao cacahuetes que completan con o bien vainilla o bien canela, y algo de leche y azúcar al gusto.

Ya de más al norte, concretamente de Estados Unidos, queremos destacar el cada vez más común Pumpkin spice latte, que no es otra cosa que una especie de café, aunque puede no llevarlo, elaborado con calabaza y especias picantes al gusto en una forma de lo más nutritiva y atrevida de entrar en calor.

Si estas bebidas las aderezamos con alguno de los platos típicos de la zona tendremos una perfecta excusa para entrar en calor disfrutando de nuevos sabores que nos hagan transportarnos a otras culturas de lo más interesantes. El frío ha llegado para quedarse y las formas para combatirlo son tan variadas como ricas. Esperemos que les sirva de ayuda esta entrada con bebidas calientes típicas de Latinoamérica.

Compártelo

Deja un comentario