Archivo de la categoría: Platos de cuchara

Receta del Risotto de Otoño con productos de temporada

Llega el otoño y con él las ensaladas, las sopas frías y los entrantes sencillos dejan paso a las recetas calientes, algo más calóricas, y con los nuevos productos de temporada como estrella.

Eso es precisamente lo que vamos a traer con esta nueva receta en esta nueva entrada, en la que os enseñaremos a hacer el mejor risotto posible para disfrutar de él con productos nobles pero asequibles para cualquier bolsillo medio.

Ingredientes del Risotto de Otoño para 2 personas:

-120 g de arroz arborio
-50 g de calabaza
-20 g de boletus deshidratados
-2 castañas
-Media cebolleta
-2 cucharadas de vino blanco
-2 cucharadas de nata líquida
-50 g de queso de Grazalema o similar
-Agua o caldo de verduras
-Unas gotas de de aceite de trufa

Cómo preparar el Risotto de setas y trufa

Vamos a ponernos manos a la obra y, con el mandil bien atado, comenzamos picando la cebolleta que posteriormente pocharemos lentamente. También dejaremos apunto la calabaza, que deberemos pelar y picar lo más pequeña posible. Cuando la cebolleta haya cogido el tono que nos indica que está bien pochada, será el momento de agregar el arroz que saltearemos hasta que consigamos que todo coja algo de color.

Una vez tenemos estos primeros pasos será el momento de agregar a la sartén el vino que deberemos evaporar removiendo poco a poco antes de seguir con el siguiente paso de la receta, el que nos llevará a incorporar tanto la calabaza como las castañas, que eso sí, deberemos haber pelado y troceado anteriormente. También sumaremos a la sartén los boletus cortados en finas láminas.

Es ahora el momento de cocinar el risotto siguiendo la manera habitual que, para los que no la conozcan, se consigue agregando el líquido poco a poco y no agregando más hasta que este no ha sido completamente absorbido por el arroz.

Para este paso aconsejamos usar caldo de verduras, pero si no disponemos de él podremos agregar agua. Si guardas alguna que hayas apartado tras cocer algunas verduras u hortalizas, mejor que mejor, pero nos valdrá el agua del grifo sin problemas.

Más o menos, en unos 20 minutos agregando líquido y esperando a que lo vaya absorbiendo tendremos todo listo a la espera del último toque que sirva de guinda a esta excelente, sencilla y rica receta. Hablamos del chorrito de aceite de trufa y del de nata líquida que le aportará untuosidad.

El extra, para aquellos que gusten, será agregar unas pequeñas láminas de queso de cabra justo antes de apagar el fuego dejando que se funda incorporándose todo removiendo suavemente hasta que salga del fuego. Ya tenemos la receta lista.

Una vez lo tenemos todo listo para emplatar, preferiblemente en un plato hondo, trataremos de presentarlo haciendo una montañita en el centro del plato. Si nuestro bolsillo nos lo permite y queremos decorarlo con mucho pero que mucho sabor, dejar unas láminas de trufa por encima del risotto es una idea excelente con la que triunfar tanto en una comida en familia como con amigos. ¡Todos a la mesa!