10 comidas o alimentos prohibidos en el mundo II

Si la pasada semana les presentamos cinco sorprendentes alimentos o comidas cuya comercialización, importación, venta o consumo están prohibidos en uno o varios territorios, esta semana les traemos cinco más que a buen seguro, y como ocurriera con los primeros cinco, sorprenderán a muchos de nuestros lectores. A continuación, cinco manjares que no se pueden degustar por tan distintos como polémicos motivos. Tomen nota:

Lácteos… sin pasteurizar: Aunque por aquí es de lo más habitual, todo lo que suene a leche cruda y derivados de esta está completamente prohibido comercializarse en países como Canadá o Australia, además de en un puñado de estado de los Estados Unidos. Las razones que alegan son la presencia de patógenos que califican de dañinos y que consideran están detrás de enfermedades como la listeriosis o derivados de la salmonella.

Casu Marzu: Probablemente el queso más ‘asqueroso’ de mundo, y delicioso para los habitantes de la isla de Cerdeña, en Italia. Conocido por ser fermentado al aire libre posee en su interior larvas de mosca que se pueden encontrar vivas durante su ingesta. Como se pueden imaginar la Unión Europa no ha cedido a las presiones que hablaban de tradición milenario y ha prohibido completamente su venta, si bien se sigue elaborando de forma casera.

Baba rosa: Aunque muchos no lo sepan son muchos los productos cárnicos elaborados con deshechos de animales de los que se ha aprovechado alguna otra zona. Pues bien, cuando estos deshechos se somenten a distintos tratamientos químicos para elaborar un nuevo producto o subproducto se considera baba rosa. Prohibido en la Unión Europea, lo puedes encontrar en Estados Unidos, siendo uno de los ingrediente principales de las hamburguesas, las y otros embutidos.

Caviar de beluga: Pocos alimentos están más y mejor considerados por los gourmets que el caviar de beluga. Las huevas de este animal no un bien muy preciado en casi todo el mundo por su excelso sabor, si bien algunos países como Estados Unidos lo declararon hace un tiempo después de que los países que colindan con el Mar Caspio y el Negro, donde hay una mayor presencia de este pescado, lo declararan en peligro de extinción.

Envasados y procesados: En principio no debería haber nada malo que llevase a la prohibición a estos productos de no ser por los colorantes artificiales que se les adhieren a muchos de ellos. Muchos de los alimentos de color rojo, amarillo o azul, como sucede con caramelos o gelatinas, por ejemplo, y que tanta aceptación tienen en lugares como EEUU, están completamente prohibidos en otros lugares más cercanos como lo son Austria y Noruega donde aseguran ceñirse a los resultados de distintas investigaciones que los califican como “nocivos”.

Como ven, la lista de productos prohibidos varía en función de los países y de las reglamentaciones de cada nación o unión de países. Una curiosa realidad que nos lleva a preguntarnos si no sería necesaria una reglamentación a nivel mundial, o al menos en los países occidentales. Nada malo para un país puede serlo bueno para otro.

10 comidas o alimentos prohibidos en el mundo

No todos los alimentos ni todos las comidas gozan de la misma popularidad en todos los rincones del planeta. De hecho, el consumo de ellos está terminantemente prohibido en algunos lugares por muchas y curiosas razones. Aquí os contamos las más impactantes.

Pez globo: Uno de los pescados más sabrosos del mundo tiene un problema que le persigue desde su descubrimiento: Si no se corta bien este libera una serie de fluidos tóxicos capaces de provocar la muerte en los seres humanos. Tal es el riesgo que se corre que ni en ningún país de Europa ni en toda China se puede comercializar ni mucho menos vender o cocinar este producto. Eso sí, si estás empeñado en comértelo podrás hacerlo en Japón donde está considerado una de las mayores delicatessen de la gastronomía nipona. Tranquil@ que los cocineros que lo preparan deben tener una licencia para ello.

Samosas: Las empanadillas más famosas de toda Asia y que son religión en India, Pakistán y Tíbet, además de en el Cuerno de África están prohibidas en Somalia, uno de los países, curiosamente, con mayor índice de pobreza y de desnutrición. Este aperitivo sencillo elaborado con una masa frita y rellena con carne o verduras hace tiempo que no se puede comer en uno de los países que más lo consumían a raíz de una interpretación islamista que ve en su forma triangular una emulación de la Santísima Trinidad.

Foie Gras: Una de las mayores delicatessen francesa es también uno de los alimentos más polémicos debido al maltrato animal al que se someten a los patos o los gansos para preparar su hígado a través de la sobrealimentación antes de ser consumido. Como consecuencia de las necesarias malas prácticas para obtener el foie grass ya son alrededor de quince los países que no permiten su consumo. Alemania, Argentina, India, Israel, Italia y Gran Bretaña son un ejemplo.

Haggis: El plato tradicional escocés es también ya parte de la gastronomía del Reino Unido en general. Elaborado con cordero u oveja asados mezclados con cebollas picada, harina de avena y especias se mete en una bolsa hecha con el estómago del animal y se cuece allí durante horas. Raro pero delicioso, a pesar de que en Estados Unidos esté prohibida su importación al contar entre sus ingredientes con el pulmón ovino, no legalizado para su consumo en este país.

Salsa de tomate: Quizás la prohibición más llamativa de todas las de la lista. A pesar de consumirse en grades dosis en casi todo el mundo no se puede servir en ninguno de los salones comedor de las escuelas de primaria y secundaria Francia. En este caso se alega la necesidad de promulgar e incitar a una alimentación sana que no entre en conflicto con la sana y reconocida gastronomía francesa. La trampa que muchos de estos centros hacen servir para colarla en sus menús, a petición de los más pequeños, es que sí se puede servir siempre y cuando se haga sobre las patrias patatas francesas.

Cinco alimentos cargados de proteínas para veganos

Cada vez son más las personas que deciden alejarse para siempre del consumo de carne, tanto por motivos relacionados con la conciencia como consecuencia de un giro de vida en busca de unas rutinas más sanas y que cuiden más su salud.

Y es que, en este sentido, a pesar de lo que muchas personas entienden sucede con los vegetarianos o los veganos, a los que consideran como “infraalimentados” o con muchas carencias como consecuencia de la supresión de la carne y todo lo que esto supone, existen cada vez más sustitutivos capaces de proporcionar las mismas cantidad, sino más, de proteínas y grasas que las carnes.

Eso es precisamente lo que queremos hacer en este post, poner el foco sobre cinco alimentos cargados de proteínas para veganos que introducir en la dieta si se quiere tener una alimentación tan sana como completa.

El primero de ellos es, quizás, el que más veganos rechazarán dado que los más estrictos, como puedan ser los crudiveganos o los frutívoros, lo tienen completamente prohibido y fuera de su dieta. Hablamos de los huevos, cuya fuente proteica es casi inagotable. Nada más y nada menos que seis gramos de proteína por unidad de media. Si tenemos en cuenta que es la yema la que contiene una mayor cantidad de contenido genético, es importante saber que, consumiendo sólo la clara del hueco, estaremos obteniendo 3,6 gramos de proteínas por cada clara consumida. Ahí es nada.

El segundo es el tofu, también conocido como el queso de los vegetarianos. Dado que los veganos tienen apartado el consumo de la leche por tratarse de un derivado animal, este queso de soja es capaz de proporcionar, atentos, el doble de proteínas que la leche de vaca pero, y aquí viene lo mejor, dejando por el camino un reguero de calorías mucho más bajo que la leche vacuna. Sin duda, un must dentro de cualquier menú vegano.

Qué decir del tercero, los hongos, una fuente inagotable de proteínas que se ha erigido para muchos veganos en el ingrediente ideal para sustituir en aquellas recetas sabrosas que integran carne al producto cárnico por el del reino fungi. Entrando en detalle, los champiñones y portobellos puede, además, sustituir también a la carne en cuanto a contenido proteínico se refiere, ya que proporcionan una media de 3.81 gramos por cada 100 gramos de estos hongos. Más allá de su espectacular sabor son también una fuente inagotable de vitaminas y minerales.

Otro de los ingredientes que no pueden faltar en el día a día de un vegano son los frutos secos. Considerados como el alimento más completo a nivel nutritivo para tomar entre comidas, es ideal para condimentar ensaladas y batidos, además de para elaborar tus propias remesas de leche o de quesos veganos. Además de grasas buenas e hidratos de carbono, también tienen un alto contenido en Omega 3, que habitualmente encontramos en muchos pescados.

Por último queremos poner el foco en los deliciosos y proteínicos frijoles y legumbres. Más allá de la cantidad de proteínas que tienen son también ricos en fibra , vitaminas, hierro, ácido fólico, calcio, potasio, fósforo y zinc. Casi nada.

La versión low cost de los restaurantes de Chefs con Estrella Michelín en España

Comer es, sino el mayor, uno de los mayores placeres que hay en el mundo. Un disfrute al que se puede llegar de muchas maneras. A través de los sabores de la comida casera, de las recetas más vanguardistas, de las de siempre y que se multiplica, siempre, en buena compañía.

Con todos estos conceptos y una creatividad incesante que ha colocado a muchos de nuestros mejores cocineros entre los más reconocidos y admirados en el mundo, vamos a repasar cuáles son las propuestas más asequibles para el gran público que ofrecen en nuestro país los chefs galardonados con Estrella Michelín. No duden en acercarse a alguno de ellos si tienen la opción. Puro goce.

Madrid

1- Estado Puro de Paco Roncero

El chef madrileño que cuenta con dos Estrellas Michelin ofrece en ‘Estado Puro’ su particular versión de las tapas de siempre. Una revisión de lo más interesante para acompañar con una caña o un buen vino.

2- La cesta por Óscar Velasco

En el barrio de Recoletos aparece esta pepita oro gastronómica regentada por Vicente Lorente y asesorado Óscar Velasco (Santceloni, dos estrellas Michelin). Con precios muy ajustados y un local informal insisten en que probemos la cebolla frita para comer con las manos o viera con praliné de avellanas e higos.

3-StreetXo de Dabiz Muñoz

El triestrellado chef madrileño nos transporta a los ruidosos callejones de Asia para ofrecer platos asiático-hispanos que son puro sabor. Sus cócteles, que a menudo pueden ser tomados como comida, son una de sus grandes aportaciones.

4- Al trapo de Paco Morales

El jovencísimo y talentoso Paco Morales combina alta cocina y recetas conocidas en su céntrico local de la Gran Vía en Madrid. Su apuesta es la de conjugar tradición y vanguardia en busca de las sensaciones de sus comensales.

5- SOT de Sergi Arola

El chef catalán tiene claro que el vermut ha vuelto para quedarse y tanto en ‘SOT’ como en Vi Cool en Madrid y en Ibiza, ha ideado una carta para maridar perfectamente esta deliciosa bebida.

Barcelona

5- Tickers, Albert Adrià

Tickets es, probablemente, uno de los low cost con mejores valoraciones de críticos y reseñas en todo el mundo. Tanto que el esfuerzo puesto por los hermanos Adrià le ha valido para colocarlo entre los mejores restaurantes del mundo. Albert Adrià nos invita a tapas inolvidables en un ambiente informal.

8- El Roca Bar, hermanos Roca

Los hermanos Roca tienen su particular ‘low cost’ en el Hotel Omm en Barcelona. Minihamburguesas y ‘rocadillos’ salidos de la mano de los hermanos poseedores de tres estrellas Michelin exigen una parada por allí.

9- BistrEau de Ángel León

El chef gaditano mueve el mar gafitano hasta colocarlo en el hotel de lujo Mandarin Oriental en Barcelona, a través de una visión mucho más informal que la ofrece en Aponiente. El Chef del mar sorprende a cada plato.

10 – La Royale de Paco Pérez

Con 5 estrellas Michelin repartidas en sus restaurantes, Paco apostó por crear una hamburguesería a la que le gustara ir en familia casi a cada día. El de Miramar también tiene L’Eggs, una oda al huevo que quita el sentido.

Valencia

11- Canalla Bistro, Habitual y Central Bar, de Ricard Camarena

El mejor chef valenciano del momento cuenta, además de con su estrellado ‘Ricard Camarena Restaurant’, con otros tres locales muy distintos en Valencia. El primero Canalla Bistro donde apuesta por los sabores internacionales, por otro Habitual, donde es el mediterráneo y la tradición lo que se oferta y por último Central Bar, en pleno mercado y donde este es el protagonista.

12- Vuelve Carolina y Mercat Bar de Quique DaCosta

El extremeño afincado en Denia, poseedor de 3 Estrellas, tiene dos sucursales en Valencia de mucha altura. Por un lado Vuelve Carolina, donde hay varios guiños a sus platos más famosos y por otro Mercat Bar, más atravido y de ir por casa, pero con toda su esencia